diccionario

Los diccionarios bilingües: consumir con moderación.

diccionario

Los diccionarios bilingües no se actualizan tanto como los monolingües, o incluso jamás en algunos casos. Suelen ser obras privadas (que no publica la Academia de la Lengua) y claro una vez acabado no se vuelven a aportar modificaciones o actualizaciones cada año. El García-Pelayo, que es un referente como diccionario francés-español-francés es un claro ejemplo, presenta muchas entradas en desuso o incorrectas. El problema radica en que la lengua evoluciona y evidentemente si no se actualiza cada año, el aspecto vivo de la lengua no se ve reflejado en dicho soporte. Busquen por ejemplo la palabra “cabrito” en el diccionario español-francés en una de sus aceptaciones propone “cabri”. La “espalda de cabrito” tan gustosa no es en absoluto “cabri” sino “épaule d’agneau”. Ejemplos así encontraríamos muchos, conviene ser muy cauto cuando se busca una palabra porque muchas veces lo que nos propone el diccionario no es lo más apropiado. Otro ejemplo con la expresión “cortar el bacalao”, el García-Pelayo propone “être le grand manitou” cuyo sentido encaja perfectamente, pero la lengua francesa escogería otra expresión mucho más actual para expresar la idea, por ejemplo “mener la danse”, “commander”.
En resumen, el diccionario bilingüe es una herramienta útil e imprescindible, ahora bien hay que utilizarlo con precaución visto que muchas de sus aceptaciones resultan algo arcaicas.

 

Leave a Reply

Su dirección email no se publicará.

Name *
Email *
Website