¿Qué hace y no hace un traductor jurado?

page3_pic3

 

El intérprete jurado es el profesional que pone un sello en su traducción y que le da validez antes los organismos públicos. Por lo tanto no es la propia agencia de traducciones la que sella la traducción, sino el mismo traductor. Jura su trabajo si podemos decirlo de alguna manera, o sea jura que su traducción es fiel al original. Sólo unos traductores habilitadoos pueden realizar este trabajo, son reconocidos por el ministerio de asuntos exteriores el cual les autoriza a sellar sus trabajos. Las traducciones juradas no se entregan pues por vía electrónica, es decir por email, sino sobre papel con la firma y sello del traductor. Por ello no basta con una licencia de traducción sino que el traductor tiene que examinarse concretamente para ser traductor jurado y con una combinación de idiomas concreta. Por ejemplo el traductor jurado inglés a catalán sólo lo es para esa combinación, no podrá jurar traducciones catalán a inglés o inglés a castellano.

  • En este último caso nos encontramos con un primer punto que el traductor jurado se debe negar a aceptar. Solamente puede jurar traducciones por cuya combinación lingüística ha sido autorizado.
  • Otra aspecto que no hace el traductor jurado es legalizar un documento. Muchas veces los clientes nos preguntan si ponemos la estampilla de la Haya, que valida un documento legal. ¡No! No estamos autorizados y tampoco el traductor jurado. El colegio notarial es el organismo que se encarga de poner la apostilla. Para otro tipo de legalización hay que acudir a un notario.
  • El traductor jurado no hace un resumen de un texto, sólo traduce fielmente el original a otro idioma.
  • Tampoco convalida títulos o diplomas.
  • Y por fin no sería muy ético jurar una traducción que habría hecho otro compañero suyo, el traductor jurado tiene que sellar sus propios trabajos.

 Sin embargo el traductor jurado sí que:

  • debe utilizar un papel específico para entregar sus trabajos.
  • Debe respetar la maquetación, tablas con números, gráficos… del original.
  • Debe señalar las diferentes firmas del documento aunque sean ilegibles.
  • Y, por último, deberá mantener la confidencialidad del documento que traduce y conservar una copia en su ordenador por si el cliente requiere otra impresión más adelante.

Más información en: http://www.open-idiomes.es/traducción-jurada.html

 

 

Quiero traducir un contrato

page3_pic3

Traducir un contrato es uno de los encargos más difíciles para el traductor. Primero tiene que estar especializado y haber recibido la formación adecuada. Hay fórmulas que se dicen de una manera y no de otra, por lo tanto no se pueden inventar frases. Lo mismo para con la terminología: el “declarante” por ejemplo se traducirá solo de una manera en caso de contratos, dependiendo del idioma a traducir evidentemente.
En Open Idiomes traducimos cada vez más contratos, que proceden generalmente de clientes bufetes de abogados, debido a la globalización general de las empresas. Nuestros clientes necesitan conocer los pormenores de los contratos antes de firmarlos, de ahí la importancia de entregar una traducción perfecta. Si son contratos que no deben presentarse a organismos públicos u oficiales no será necesario hacer una traducción jurada, pero en todo caso sólo un traductor profesional con experiencia en textos jurídicos se podrá encargar del trabajo.
Cada lengua tiene sus acepciones, sus formas de expresarse y el mundo jurídico no escapa de la regla. Conviene siempre redactar de la manera más clara posible para evitar cualquier inequívoco o vacío legal.
A parte de la traducción en sí, la presentación difiere según el idioma y conviene adaptarla a la lengua traducida. Algunos idiomas ponen la fecha a la derecha, otras a la izquierda. Pasa lo mismo con el encabezamiento y la fórmula para despedirse.
En resumen, el cliente debe asegurarse del proceso de calidad que seguirá su proveedor de traducciones antes de encargarle un contrato a traducir, la importancia del resultado obliga a la mayor comunicación posible entre cliente y proveedor para evitar cualquier malentendido y ofrecer una traducción de calidad óptima.
Más información en:
page3_pic3

¿Qué es una traducción jurada?

page3_pic3.jpg

Es la traducción de un documento oficial que solamente un intérprete jurado habilitado por el Ministerio de Asuntos Exteriores puede hacer. Estampará su sello en la traducción y en el original, lo que dará validez al trabajo ante organismos oficiales.
Las traducciones juradas que solemos hacer son: escrituras notariales, certificados (de nacimiento, matrimoniales), antecedentes penales, títulos académicos, poderes, etc

¿Qué tipo de documentos suelen requerir una traducción jurada?

Suelen ser certificados de matrimonio, de nacimiento para Nacionalidad por ejemplo. Para las empresas acostumbran a ser contratos, escrituras, sentencias …