quality

Ventajas de trabajar con traductores que viven en su propia área cultural.

Hoy en día, la mayoría de las agencias o empresas de traducciones, a parte del personal in-house es decir en plantilla, recurren a su staff de free-lance para aquellos idiomas menos solicitados. A partir de ahí se plantean dos opciones: o bien trabajar con traductores nativos profesionales que viven aquí en España o bien con profesionales pero que residen en su propia área cultural. Es decir, por ejemplo, para realizar una traducción de español a francés se contratará a un traductor francés nativo PERO viviendo en Francia. Luego la revisión se puede hacer internamente con la plantilla. Eso es, a nuestro parecer, la mejor opción para obtener un resultado con una calidad óptima, sin  querer menospreciar a nadie por supuesto. Pero, claro, las ventajas para el traductor que reside en su propio país son muchas: está muy al día del vocabulario y de los giros más actuales, y a nivel de estilo o sintaxis se nota mucho. Aquí en Open Idiomes hemos notado que un traductor que vive en su área cultural no traduce literal, las frases no son calcadas del idioma fuente sino que se estructuran a partir del idioma de destino, aquel en que piensa el traductor. Porque claro, un traductor nativo, con el tiempo, puede pensar en otro idioma, especialmente en el idioma del país donde vive. Imaginémonos si tiene familia y lleva años viviendo en España por ejemplo, no estar conectado cada día o varios meses al año con su proprio idioma también incide en la calidad del trabajo producido. Las lenguas son vivas y evolucionan, conviene estar en contacto con ellas día a día para no perder los matices.
Traducir tiene un coste para las empresas y es necesario tener una calidad óptima para poder rentabilizar este gasto, sin olvidar que estará en juego la propia imagen de nuestro cliente.

Leave a Reply

Su dirección email no se publicará.

Name *
Email *
Website