Traductor profesional: definición

Unknown

Durante la fase de selección de traductores, Open Idiomes se centra en diferentes cualidades y aptitudes que estimamos necesarias para definir un traductor profesional. En resumen, un buen traductor debe:

Dominar el idioma de origen: es muy necesario para entender todos los matices de la lengua que se quiere traducir. Es imprescindible haber vivido en el país y haber tenido contacto directo con la lengua para entender todo el significado de un texto.

Tener un muy buen nivel de redacción del idioma de destino: es decir de su propio idioma. Damos por hecho que lo domina pero la diferencia entre un buen traductor y uno no tan bueno, díganos, estriba en el nivel de redacción. Un buen traductor debe demostrar habilidad de copywriting, es decir una buena capacidad de redacción según el tipo de texto a traducir.

Debe utilizar herramientas de memoria de traducción (TM) para almacenar todas las frases que ha traducido y archivarlas (segmentarlas) por cliente. Así cuando le encarguemos un texto nuevo a traducir de un cliente concreto, podrá encontrar la terminología utilizada anteriormente para ese mismo cliente.

Debe conocer la temática del texto a traducir. Según sea un texto de ámbito jurídico, publicitario o de medicina, por ejemplo, cada traductor se encontrará más o menos cómodo según su propia especialidad. Una buena agencia de traducciones, como Open Idiomes, debe asignar el trabajo al traductor más experto en un tema concreto.

http://www.open-idiomes.es

Leave a Reply

Su dirección email no se publicará.

Name *
Email *
Website